Conviértete En Un Jefe Increíble Siguiendo Estos 8 Hábitos

Conviértete En Un Jefe Increíble Siguiendo Estos 8 Hábitos

laal

Ser jefe de por sí es difícil. No siempre viene naturalmente. Muchos de los que toman esas posiciones no consideran si realmente tienen lo que necesitan para motivar a la gente constantemente a hacer un mejor trabajo. Los jefes “increíbles” no siempre nacen de esa forma.

La mayoría trabaja duro para aprender técnicas útiles y productivas. Una vez consiguen el enfoque adecuado, deben buscar la forma de incluir estas técnicas a su comportamiento diario. A corto plazo, deben crear hábitos simples pero fuertes para apoyar a sus equipos a alcanzar sus objetivos. Aquí presentamos algunos hábitos para convertirse en un mejor jefe:

Escuchan

Cuando se está completamente concentrado en hacer las cosas, muchas veces es difícil subir la cabeza y escuchar a los demás. Los buenos jefes hacen de escuchar sugerencias una de sus prioridades. Aplacan sus voces interiores para poder estar completamente abiertos a lo que dicen los demás. Más allá del contenido, saben lo importante que es hacer sentir a los demás que sus voces son escuchadas.

Se preocupan por los demás

No es suficiente estar dedicado a la compañía y el trabajo. Los jefes increíbles muestran compasión genuina y empatía con su equipo. Ayudan a cada persona del equipo para conseguir lo mejor de ellos. Muestran real celebración cuando quienes están alrededor consiguen un objetivo o son exitosos en algún punto.

best-boss-2

Comparten información

Las personas no dan lo mejor de sí cuando se sienten aislados de la información importante. Los jefes increíbles mantienen a la gente proactiva por medio de la comunicación. Facilitan comunicaciones eficientes y estructuradas para que los individuos que forman parte del equipo puedan actuar con conocimiento y confianza.

Piensan bien al tomar decisiones

Un enfoque reaccionario puede crear frustraciones. Los jefes increíbles ponen su cerebro a trabajar antes de tomar decisiones. Utilizan su experiencia y su poder de observación para considerar detenidamente las tácticas necesarias para resolver un problema con las mínimas consecuencias.

Planifican

Las personas que invierten su tiempo sin crear un plan específico pierden energías. Los jefes increíbles entienden y valoran el tiempo utilizado en crear un plan y determinar los obstáculos que pueden conseguirse en el camino. Son adeptos a fijar objetivos y en asegurarse que el equipo sabe cómo trabajar en conjunto.

Organizan

Un enfoque al azar puede retrasar el alcance de los objetivos por parte del equipo. Los jefes increíbles saben cómo identificar a las personas adecuadas para que puedan hacer tareas específicas y así den lo mejor de sí y utilicen su tiempo y conocimiento de la mejor manera.

Ceden poder de decisión

Un equipo que sólo dependa de un líder para tomar decisiones se mueve más lento o en ocasiones se queda estancado. Los jefes increíbles le dan poder a los miembros del equipo a través de la información y las expectativas. Así, cada persona tiene la autoridad para tomar decisiones críticas y la confianza de saber si lo que están haciendo está bien o no.

Inspiran a los demás

El dinero no es un motivador suficiente para los talentos importantes. Los jefes increíbles saben que una visión clara, ejemplos consistentes y logros con significado son componentes claros para inspirar a los miembros del equipo.

Share